Creed en Sus Profetas

Lectura diaria de la Biblia

Reading Time: 3 minutes Escuchar en línea Right arrow icon

29:1 Y SIGUIÓ Jacob su camino, y fué á la tierra de los orientales.

29:2 Y miró, y vió un pozo en el campo: y he aquí tres rebaños de ovejas que yacían cerca de él; porque de aquel pozo abrevaban los ganados: y había una gran piedra sobre la boca del pozo.

29:3 Y juntábanse allí todos los rebaños; y revolvían la piedra de sobre la boca del pozo, y abrevaban las ovejas; y volvían la piedra sobre la boca del pozo á su lugar.

29:4 Y díjoles Jacob: Hermanos míos, ¿de dónde sois? Y ellos respondieron: De Harán somos.

29:5 Y él les dijo: ¿Conocéis á Labán, hijo de Nachôr? Y ellos dijeron: Sí, le conocemos.

29:6 Y él les dijo: ¿Tiene paz? Y ellos dijeron: Paz; y he aquí Rachêl su hija viene con el ganado.

29:7 Y él dijo: He aquí el día es aún grande; no es tiempo todavía de recoger el ganado; abrevad las ovejas, é id á apacentarlas.

29:8 Y ellos respondieron: No podemos, hasta que se junten todos los ganados, y remuevan la piedra de sobre la boca del pozo, para que abrevemos las ovejas.

29:9 Estando aún él hablando con ellos Rachêl vino con el ganado de su padre, porque ella era la pastora.

29:10 Y sucedió que, como Jacob vió á Rachêl, hija de Labán hermano de su madre, y á las ovejas de Labán, el hermano de su madre, llegóse Jacob, y removió la piedra de sobre la boca del pozo, y abrevó el ganado de Labán hermano de su madre.

29:11 Y Jacob besó á Rachêl, y alzó su voz, y lloró.

29:12 Y Jacob dijo á Rachêl como él era hermano de su padre, y como era hijo de Rebeca: y ella corrió, y dió las nuevas á su padre.

29:13 Y así que oyó Labán las nuevas de Jacob, hijo de su hermana, corrió á recibirlo, y abrazólo, y besólo, y trájole á su casa: y él contó á Labán todas estas cosas.

29:14 Y Labán le dijo: Ciertamente hueso mío y carne mía eres. Y estuvo con él el tiempo de un mes.

29:15 Entonces dijo Labán á Jacob: ¿Por ser tú mi hermano, me has de servir de balde? declárame qué será tu salario.

29:16 Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Rachêl.

29:17 Y los ojos de Lea eran tiernos, pero Rachêl era de lindo semblante y de hermoso parecer.

29:18 Y Jacob amó á Rachêl, y dijo: Yo te serviré siete años por Rachêl tu hija menor.

29:19 Y Labán respondió: Mejor es que te la dé á ti, que no que la dé á otro hombre: estáte conmigo.

29:20 Así sirvió Jacob por Rachêl siete años: y pareciéronle como pocos días, porque la amaba.

29:21 Y dijo Jacob á Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo es cumplido para que cohabite con ella.

29:22 Entonces Labán juntó á todos los varones de aquel lugar, é hizo banquete.

29:23 Y sucedió que á la noche tomó á Lea su hija, y se la trajo: y él entró á ella.

29:24 Y dió Labán su sierva Zilpa á su hija Lea por criada.

29:25 Y venida la mañana, he aquí que era Lea: y él dijo á Labán: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿no te he servido por Rachêl? ¿por qué, pues, me has engañado?

29:26 Y Labán respondió: No se hace así en nuestro lugar, que se dé la menor antes de la mayor.

29:27 Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hicieres conmigo otros siete años.

29:28 E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla: y él le dió á Rachêl su hija por mujer.

29:29 Y dió Labán á Rachêl su hija por criada á su sierva Bilha.

29:30 Y entró también á Rachêl: y amóla también más que á Lea: y sirvió con él aún otros siete años.

29:31 Y vió Jehová que Lea era aborrecida, y abrió su matriz; pero Rachêl era estéril.

29:32 Y concibió Lea, y parió un hijo, y llamó su nombre Rubén, porque dijo: Ya que ha mirado Jehová mi aflicción; ahora por tanto me amará mi marido.

29:33 Y concibió otra vez, y parió un hijo, y dijo: Por cuanto oyó Jehová que yo era aborrecida, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón.

29:34 Y concibió otra vez, y parió un hijo, y dijo: Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he parido tres hijos: por tanto, llamó su nombre Leví.

29:35 Y concibió ota vez, y parió un hijo, y dijo: Esta vez alabaré á Jehová: por esto llamó su nombre Judá: y dejó de parir.

See Previous Reading See Next Reading

Featured Resources

Witnessing

Sharing Your Faith

Sharing Your Faith

Looking for a powerful, Biblical-based guide to witnessing? Wanting to learn how to more effectively share with your friends and loved ones or strangers you meet on the street? This inspirational resource is packed full of practical witnessing tips, as well as pointers for what we should witness about and where and when. A great resource to help you start sharing your faith!

Download


Leadership Tools

Jesus Last Love Letter: A Revival for Children, Youth, and Adults

Jesus Last Love Letter: A Revival for Children, Youth, and Adults

Children, youth, and adults all desperately need to know that Someone loves them and will never leave them in this turbulent time! However, He warned us that prior to His coming, “most people’s love will grow cold.” We see that this prophecy is being fulfilled now! Families are splintering under strain and stress, communities are polarizing, and in our preoccupation to survive these times, we often become too rushed for the One who loves us the most--God. Yet, nearly two thousand years ago, Jesus prescribed a remedy for “love grown cold” in His message to Laodicea, and it has special relevance right now! His message in Revelation 3:14-22 is His last love letter to His people of all ages before He returns. (This is a leadership tool for multi-generation revival!)

Download


Holy Spirit

Why the Latter Rain is still Elusive

Why the Latter Rain is still Elusive

Wondering why we haven't seen the Latter Rain yet? In this two part series, Pastor Ron Clouzet talks about revivals in the church and what is necessary for us to see the outpouring of the Latter Rain. These two messages will not only be inspiring for your prayer life, but convicting and challenge. Listen and share them with others.

Watch


Join the Discussion