Creed en Sus Profetas

Lectura diaria de la Biblia

Reading Time: 4 minutes Escuchar en línea Right arrow icon

43:1 Y EL hambre era grande en la tierra.

43:2 Y aconteció que como acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto, díjoles su padre: Volved, y comprad para nosotros un poco de alimento.

43:3 Y respondió Judá, diciendo: Aquel varón nos protestó con ánimo resuelto, diciendo: No veréis mi rostro sin vuestro hermano con vosotros.

43:4 Si enviares á nuestro hermano con nosotros, descenderemos y te compraremos alimento:

43:5 Pero si no le enviares, no descenderemos: porque aquel varón nos dijo: No veréis mi rostro sin vuestro hermano con vosotros.

43:6 Y dijo Israel: ¿Por qué me hicisteis tanto mal, declarando al varón que teníais más hermano?

43:7 Y ellos respondieron: Aquel varón nos preguntó expresamente por nosotros, y por nuestra parentela, diciendo: ¿Vive aún vuestro padre? ¿tenéis otro hermano? y declarámosle conforme á estas palabras. ¿Podíamos nosotros saber que había de decir: Haced venir á vuestro hermano?

43:8 Entonces Judá dijo á Israel su padre: Envía al mozo conmigo, y nos levantaremos é iremos, á fin que vivamos y no muramos nosotros, y tú, y nuestros niños.

43:9 Yo lo fío; á mí me pedirás cuenta de él: si yo no te lo volviere y lo pusiere delante de ti, seré para ti el culpante todos los días:

43:10 Que si no nos hubiéramos detenido, cierto ahora hubiéramos ya vuelto dos veces.

43:11 Entonces Israel su padre les respondió: Pues que así es, hacedlo; tomad de lo mejor de la tierra en vuestros vasos, y llevad á aquel varón un presente, un poco de bálsamo, y un poco de miel, aromas y mirra, nueces y almendras.

43:12 Y tomad en vuestras manos doblado dinero, y llevad en vuestra mano el dinero vuelto en las bocas de vuestros costales; quizá fué yerro.

43:13 Tomad también á vuestro hermano, y levantaos, y volved á aquel varón.

43:14 Y el Dios Omnipotente os dé misericordias delante de aquel varón, y os suelte al otro vuestro hermano, y á este Benjamín. Y si he de ser privado de mis hijos, séalo.

43:15 Entonces tomaron aquellos varones el presente, y tomaron en su mano doblado dinero, y á Benjamín; y se levantaron, y descendieron á Egipto, y presentáronse delante de José.

43:16 Y vió José á Benjamín con ellos, y dijo al mayordomo de su casa: Mete en casa á esos hombres, y degüella víctima, y aderéza la; porque estos hombres comerán conmigo al medio día.

43:17 E hizo el hombre como José dijo; y metió aquel hombre á los hombres en casa de José.

43:18 Y aquellos hombres tuvieron temor, cuando fueron metidos en casa de José, y decían: Por el dinero que fué vuelto en nuestros costales la primera vez nos han metido aquí, para revolver contra nosotros, y dar sobre nosotros, y tomarnos por siervos á nosotros, y á nuestros asnos.

43:19 Y llegáronse al mayordomo de la casa de José, y le hablaron á la entrada de la casa.

43:20 Y dijeron: Ay, señor mío, nosotros en realidad de verdad descendimos al principio á comprar alimentos:

43:21 Y aconteció que como vinimos al mesón y abrimos nuestros costales, he aquí el dinero de cada uno estaba en la boca de su costal, nuestro dinero en su justo peso; y hémoslo vuelto en nuestras manos.

43:22 Hemos también traído en nuestras manos otro dinero para comprar alimentos: nosotros no sabemos quién haya puesto nuestro dinero en nuestros costales.

43:23 Y él respondió: Paz á vosotros, no temáis; vuestro Dios y el Dios de vuestro padre os dió el tesoro en vuestros costales: vuestro dinero vino á mí. Y sacó á Simeón á ellos.

43:24 Y metió aquel varón á aquellos hombres en casa de José: y dióles agua, y lavaron sus pies: y dió de comer á sus asnos.

43:25 Y ellos prepararon el presente entretanto que venía José al medio día, porque habían oído que allí habían de comer pan.

43:26 Y vino José á casa, y ellos le trajeron el presente que tenían en su mano dentro de casa, é inclináronse á él hasta tierra.

43:27 Entonces les preguntó él cómo estaban, y dijo: ¿Vuestro padre, el anciano que dijisteis, lo pasa bien? ¿vive todavía?

43:28 Y ellos respondieron: Bien va á tu siervo nuestro padre; aun vive. Y se inclinaron, é hicieron reverencia.

43:29 Y alzando él sus ojos vió á Benjamín su hermano, hijo de su madre, y dijo: ¿Es éste vuestro hermano menor, de quien me hablasteis? Y dijo: Dios tenga misericordia de ti, hijo mío.

43:30 Entonces José se apresuró, porque se conmovieron sus entrañas á causa de su hermano, y procuró donde llorar: y entróse en su cámara, y lloró allí.

43:31 Y lavó su rostro, y salió fuera, y reprimióse, y dijo: Poned pan.

43:32 Y pusieron para él aparte, y separadamente para ellos, y aparte para los Egipcios que con él comían: porque los Egipcios no pueden comer pan con los Hebreos, lo cual es abominación á los Egipcios.

43:33 Y sentáronse delante de él, el mayor conforme á su mayoría, y el menor conforme á su menoría; y estaban aquellos hombres atónitos mirándose el uno al otro.

43:34 Y él tomó viandas de delante de sí para ellos; mas la porción de Benjamín era cinco veces como cualquiera de las de ellos. Y bebieron, y alegráronse con él.

See Previous Reading See Next Reading

Featured Resources

Witnessing

Sharing Your Faith

Sharing Your Faith

Looking for a powerful, Biblical-based guide to witnessing? Wanting to learn how to more effectively share with your friends and loved ones or strangers you meet on the street? This inspirational resource is packed full of practical witnessing tips, as well as pointers for what we should witness about and where and when. A great resource to help you start sharing your faith!

Download


Leadership Tools

Jesus Last Love Letter: A Revival for Children, Youth, and Adults

Jesus Last Love Letter: A Revival for Children, Youth, and Adults

Children, youth, and adults all desperately need to know that Someone loves them and will never leave them in this turbulent time! However, He warned us that prior to His coming, “most people’s love will grow cold.” We see that this prophecy is being fulfilled now! Families are splintering under strain and stress, communities are polarizing, and in our preoccupation to survive these times, we often become too rushed for the One who loves us the most--God. Yet, nearly two thousand years ago, Jesus prescribed a remedy for “love grown cold” in His message to Laodicea, and it has special relevance right now! His message in Revelation 3:14-22 is His last love letter to His people of all ages before He returns. (This is a leadership tool for multi-generation revival!)

Download


Holy Spirit

Why the Latter Rain is still Elusive

Why the Latter Rain is still Elusive

Wondering why we haven't seen the Latter Rain yet? In this two part series, Pastor Ron Clouzet talks about revivals in the church and what is necessary for us to see the outpouring of the Latter Rain. These two messages will not only be inspiring for your prayer life, but convicting and challenge. Listen and share them with others.

Watch


Join the Discussion