Creed en Sus Profetas

Lectura diaria de la Biblia

Reading Time: 3 minutes Escuchar en línea Right arrow icon

2:1 Y FUÉ en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artajerjes, que estando ya el vino delante de él, tomé el vino, y dílo al rey. Y como yo no había estado antes triste en su presencia,

2:2 Díjome el rey: ¿Por qué está triste tu rostro, pues no estás enfermo? No es esto sino quebranto de corazón. Entonces temí en gran manera.

2:3 Y dije al rey: El rey viva para siempre. ¿Cómo no estará triste mi rostro, cuando la ciudad, casa de los sepulcros de mis padres, está desierta, y sus puertas consumidas del fuego?

2:4 Y díjome el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos,

2:5 Y dije al rey: Si al rey place, y si agrada tu siervo delante de ti, que me envíes á Judá, á la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.

2:6 Entonces el rey me dijo, (y la reina estaba sentada junto á él): ¿Hasta cuándo será tu viaje, y cuándo volverás? Y plugo al rey enviarme, después que yo le señalé tiempo.

2:7 Además dije al rey: Si al rey place, dénseme cartas para los gobernadores de la otra parte del río, que me franqueen el paso hasta que llegue á Judá;

2:8 Y carta para Asaph, guarda del bosque del rey, á fin que me dé madera para enmaderar los portales del palacio de la casa, y para el muro de la ciudad, y la casa donde entraré. Y otorgóme lo el rey, según la benéfica mano de Jehová sobre mí.

2:9 Y vine luego á los gobernadores de la otra parte del río, y les dí las cartas del rey. Y el rey envió conmigo capitanes del ejército y gente de á caballo.

2:10 Y oyéndolo Sanballat Horonita, y Tobías, el siervo Ammonita, disgustóles en extremo que viniese alguno para procurar el bien de los hijos de Israel.

2:11 Llegué pues á Jerusalem, y estado que hube allí tres días,

2:12 Levantéme de noche, yo y unos pocos varones conmigo, y no declaré á hombre alguno lo que Dios había puesto en mi corazón que hiciese en Jerusalem; ni había bestia conmigo, excepto la cabalgadura en que cabalgaba.

2:13 Y salí de noche por la puerta del Valle hacia la fuente del Dragón y á la puerta del Muladar; y consideré los muros de Jerusalem que estaban derribados, y sus que puertas estaban consumidas del fuego.

2:14 Pasé luego á la puerta de la Fuente, y al estanque del Rey; mas no había lugar por donde pasase la cabalgadura en que iba.

2:15 Y subí por el torrente de noche, y consideré el muro, y regresando entré por la puerta del Valle, y volvíme.

2:16 Y no sabían los magistrados dónde yo había ido, ni qué había hecho; ni hasta entonces lo había yo declarado á los Judíos y sacerdotes, ni á los nobles y magistrados, ni á los demás que hacían la obra.

2:17 Díjeles pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalem está desierta, y sus puertas consumidas del fuego: venid, y edifiquemos el muro de Jerusalem, y no seamos más en oprobio.

2:18 Entonces les declaré cómo la mano de mi Dios era buena sobre mí, y asimismo las palabras del rey, que me había dicho. Y dijeron: Levantémonos, y edifiquemos. Así esforzaron sus manos para bien.

2:19 Mas habiéndolo oído Samballat Horonita, y Tobías el siervo Ammonita, y Gesem el Arabe, escarnecieron de nosotros, y nos despreciaron, diciendo: ¿Qué es esto que hacéis vosotros? ¿os rebeláis contra el rey?

2:20 Y volvíles respuesta, y díjeles: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos: que vosotros no tenéis parte, ni derecho, ni memoria en Jerusalem.

See Previous Reading See Next Reading

Featured Resources

Humility

The Beauty of Humility - 1 page Summary

The Beauty of Humility - 1 page Summary

Up until now you may have considered yourself a fairly humble person. However, this short “Healthy Heart Challenge” is sure to challenge you in new ways, as you seek to go deeper in your walk with Christ. Remember, true revival can’t begin until we recognize how desperately we need Christ to change our hearts. Then as we fall broken at the foot of the Cross, surrendering our pride and self-sufficiency to Him, it is His joy to encircle us in the arms of His love, and make us new creatures that will display His glory!

Read more


Devotional Life

Experiencing God's Word

Experiencing God's Word

If you'd like to learn how to get more out of your daily Bible study, we believe you will find the following tips helpful! This will not only help you think about what you read in a deeper way, but will also give you pointers for journaling! For downloadable document or bookmarks, click the links at the end of the resource.

Read more


Deeper Walk

Questions of the Heart - Making God's Word Personal

Questions of the Heart - Making God's Word Personal

In Psalm 26:2, David cries, “Examine me, O LORD, and prove me; Try my mind and my heart.” In Psalm 139:23-24 he pleads, “Search me, O God, and know my heart: try me, and know my thoughts: And see if there be any wicked way in me, and lead me in the way everlasting.” (KJV) The following document, "Questions of the Heart" leads us to consider our lives in comparison with Scripture. As we look at Scripture, let us also keep looking to Jesus who alone can make our lives acceptable to the Father (Eph. 2:8-9).

Download


Join the Discussion